Custom Diecast México

Todos los concursos de custom organizados por Custom Diecast México (CDM) se regirán bajo el principio universal de que el concepto y apego al tema del custom son tan importantes para su calificación en el concurso como el trabajo realizado en ellos, y en muchas instancias el concepto/tema toma incluso más relevancia que el trabajo que el custom tenga.

Hacemos esto porque ningún concurso que se realiza en el país toma en cuenta el concepto de los autos a la hora de calificar; y los pocos concursos tematizados que conocemos tampoco toman en cuenta qué tan bien logrado está el concepto del auto, con que se apegue al tema de cualquier forma, por más vaga que sea, es suficiente.

Creemos que considerar el concepto/tema de los customs participantes debería ser algo fundamental para cualquier concurso, porque uno de los pilares del concepto de CDM desde que se fundó ha sido intentar promover la cultura automotriz a través de los customs que son presentados en la página.

Entendemos que realizar un concurso de esta naturaleza es difícil porque el jueceo representa un verdadero reto, ya que se requiere gente que sepa no solamente de carritos y su customización, sino también de cultura automotriz; es por eso que nos tardamos tanto en realizar un concurso propio. Encontrar jueces que cubrieran los 3 requisitos arriba mencionados nos tomó mucho tiempo, pero creemos que hemos encontrado a las personas adecuadas para juzgar un concurso con estas características.

Diferencia y relación entre Concepto y Tema

Aunque similares, estos dos aspectos no son lo mismo. El tema de un concurso es el que seguirán todos los customs participantes, mientras que el concepto de cada custom es único de cada pieza.

Tomemos como ejemplo el tema de drag racing/arrancones. Es un tema que tiene elementos perfectamente reconocibles para básicamente todos los coches de este tipo: llantas anchas, wheelie bars, etc., todas dictadas por la función de un coche de arrancones, que es acelerar en línea recta lo más rápido posible.

Desde ese principio, el tema se divide por naturaleza en conceptos, que es lo que el customizador plasmará en sus customs. Gasser, funny car, pro-mod, pista y calle, pro-FWD, y muchos otros tipos de coches de arrancones, todos con elementos distintivos de tal o cual estilo, desde aspectos gráficos como los tipos de calcomanías que debe llevar un gasser de época, hasta el tipo de toma de aire de un auto, o dónde van las llantas de tracción en un coche FWD. Todos estos elementos serán cuidadosamente calificados en torno al concepto que se haya querido plasmar en el custom.

 

Cuando más trabajo en un custom es demeritorio

Muchas veces hemos visto que un custom está repleto de accesorios, detalles, calcas y otros elementos que a todas luces están puestos ahí sin un propósito claro, y sin que vayan con el tema o concepto del custom. Sentimos que esto muchas veces se hace para dar la impresión de que el custom tiene mucho trabajo encima, porque como hemos dicho, en muchos concursos se califica incluso en base a cuánto trabajo tiene un custom. A nuestro punto de vista, y de este manifiesto/reglamento, esto resulta por demás demeritorio, porque deja en claro que el custom se realizó sin ninguna idea de lo que se quería lograr, y muchas veces demuestra desconocimiento de la cultura automotriz.

Estos cambios “a lo loco” muchas veces arruinan un custom básicamente perfecto, y es uno de los principales aspectos del hobby con el que estamos peleados a muerte, por lo que modificaciones como estas serán altamente penadas en los concursos de CDM.

WhatsApp chat